Las bebidas energéticas o hipertónicas son bebidas sin alcohol pdf energy drinks contienen sustancias estimulantes y que ofrecen al consumidor el evitar o disminuir la fatiga y el agotamiento, además de aumentar la habilidad mental y proporcionar un incremento de la resistencia física. Estas son bebidas que surgen por la comercialización en el mercado mundial de bebidas ya existentes en países asiáticos o latinoamericanos, que sólo eran conocidas en esas regiones del planeta. La más famosa de todas es Red Bull que se comercializa desde la década de 1980 y cuyo país de origen es Austria. La empresa de investigación Euromonitor calculó que el mercado de bebidas energéticas experimento un alza sostenido entre 1999 y 2013, pasando de un valor de mercado en todo el mundo de 3800 millones de USD a 27.

500 millones de USD en ese periodo. Las marcas son especialmente agresivas en el ámbito publicitario, pues solo en 2014 invirtieron 1000 millones de USD en este fin en Estados Unidos. Todas estas bebidas nacen con la intención de incrementar la resistencia física, habilitar reacciones más veloces a quien las consume, lograr un nivel de concentración mayor, evitar el sueño, proporcionar sensación de bienestar, estimular el metabolismo y ayudar a eliminar sustancias nocivas para el cuerpo. El consumo de estas bebidas varía por marcas y regiones, teniendo productos más conocidos en una sola región, y otros conocidos internacionalmente. Este producto fue creado para personas que requieran, en ocasiones, aumentar su nivel de atención, concentración o reacción. Se incluyen aquí alumnos, conductores, profesores, deportistas, oficinistas y otros, esto a causa de su facilidad regeneradora y de otras virtudes.

Pero siempre se recomienda un uso moderado de la misma, como máximo 1 al día para los atletas. La presencia de carbohidratos, cafeína, vitaminas, carnitina o D-Ribosa, hacen que supuestamente las bebidas sean regeneradoras o energizantes. Este porcentaje de valor diario se basa en una dieta de 2000 calorías. Una de estas sustancias, la glucuronolactona es muy cuestionada y no viene en todas las marcas. Hay mucha literatura científica acerca de los efectos beneficiosos o perjudiciales de la cafeína que está incluida en las bebidas energéticas. Aumento de oxidación de grasas que conduce a un descenso de la masa grasa corporal. La EFSA establece que no hay relación causa-efecto entre el consumo de cafeína y esta acción en el organismo.

Aumento de gasto de energía que conduce a un descenso del peso corporal. Esta acción en el organismo se basaría en la tasa metabólica basal y en la terisolates. Sin embargo la EFSA establece que no hay relación causa-efecto entre el consumo de cafeína y esta acción en el organismo. Aumento de rendimiento físico durante el ejercicio de alta intensidad a corto plazo. La EFSA no encuentra relación causa-efecto entre el consumo de cafeína y esta acción en el organismo. La intoxicación aguda de cafeína está establecida sobre los 300 mg dependiendo de factores individuales como el peso corporal o la propia tolerancia del individuo, si se llega a esta cifra aparecen síntomas de sobrexcitación del sistema nervioso dando lugar a inquietud, nerviosismo, insomnio, enrojecimiento de la cara, aumento de micción, trastornos gastrointestinales, contracciones musculares, irritabilidad, ritmo cardiaco irregular y agitación psicomotora. La taurina es un ácido orgánico que está presente en la mayoría de las bebidas energéticas pero además es un ingrediente natural en niveles muchos más bajos de los alimentos además de participar en el síntesis de bilis en el organismo.

En una bebida energética de 250 ml suele haber unos 1000 mg de taurina. Tras la ingesta oral llega fácilmente a la circulación sistémica y se ha determinado que no aumenta los niveles de taurina en el cerebro. De esta forma se establece que la inclusión de la taurina en bebidas energéticas no ejerce ningún efecto ni perjudicial ni beneficioso para el organismo. La glucuronolactona se incluye en algunas bebidas energéticas. Es un carbohidrato derivado de la glucosa mediante su metabolismo en el hígado el cual se presenta naturalmente y es un importante componente estructural de casi todos los tejidos conectivos por lo que se encuentra en cantidades más bajas en alimentos de forma natural que las encontradas en las bebidas energéticas. En una bebida energética de 250 ml suele haber unos 600 mg de este compuesto.